Cómo Enseñarle a tu Hijo a Ir al Baño Sin Lágrimas

Like it? Share it!

Posted by: Sue Atkins

Dejar atrás los pañales lleva tiempo y paciencia, tanto para los padres como para los preescolares. Aprender a ir al baño no ocurrirá de la noche a la mañana, es un proceso gradual de aprendizaje del autocontrol. Aquí hay algunos tips.

Read more here

Espera a que tu hijo muestre señales de que está listo, como estar seco por lo menos durante dos horas. Deja que te observe o, mejor aún, que observe a su hermano o hermana mayor ir al baño. Ayuda a tu pequeño a escoger ropa interior que le guste usar, por ejemplo una prenda que lleve su personaje animado favorito. Escoge el tiempo que estés en casa para poder enseñarle ir al baño. Deja que tu hijo se pasee por la casa sin calzones si el clima es cálido, o ponle ropa interior que sea fácil de quitar. Para ambos casos, ¡asegúrate de tener ropa suficiente a la mano!
Te damos una gran idea: ¿has pensado en tomar “descansos regulares para ir al baño”? Podrías sugerirle a tu hijo que a ciertos momentos del día, tal vez cuando se levanten, después de comer y antes de irse a dormir, se sienten en el retrete por diez minutos si sienten la necesidad o no. Mientras que estén ahí, cuéntales una historia, y si tu pequeño ya puede leer la hora, consígueles su propio reloj para que así sepan si es hora de ir al baño (¡pero al igual recuérdales también cuando sea el momento!). Probablemente le ayude si vas tú también al baño a las mismas horas para que así no sienta que es sólo él, o podrías pedirle a su hermano o hermana mayor que haga lo mismo.
¿Encontraste a tu hijo inquieto? Podría significar que necesita ir. Recuerda tratar cualquier accidente con simpatía, diciendo algo como: “Oops, ¡no importa! Te limpiaremos y ¡estoy segura de que irás al baño la próxima vez!” Y recuerda elogiar cuando vaya al baño la siguiente vez: “¡Lo hiciste hoy, muy bien!”
Si no va tan bien después de unos días, no te preocupes, probablemente no estén listos. Ponlos de vuelta en pañales y vuelve a intentarlo en unas pocas semanas. No hay prisa para enseñarles a ir al baño. Algunos niños toman más tiempo que otros para hacerlo y no hay solución mágica, pero tu hijo llegará al final. ¡Siempre lo hacen!
¿Cuánto tiempo le tomo a tu hijo aprender? ¡Nos encantaría escuchar tus historias!

 Entrenar para ir al baño puede conllevar muchas emociones para usted y su hijo. Para que el proceso sea menos intimidante hay que tranquilizarse, espere los inevitables accidentes y prepárese para intentar cosas nuevas si las cosas no les están saliendo a ambos oa alguno de los dos.

Sue Atkins

Sue Atkins Experta en crianza, autora y locutora

Like it? Share it!